Causas y corrección del trastorno de déficit de atención e hiperactividad

El tdah puede ser la consecuencia del mal funcionamiento de cualquiera de las 4 componentes del sistema de atención:

– Vigilia

– Detección de novedades y recompensa

– Organización ejecutiva

– Orientación motriz

Puede tener que ver con problemas de la memoria de trabajo y de la excitación del lóbulo frontal. Las personas que padecen tdah suelen tener menos sensaciones emotivas de placer o de dolor. Las personas con tdah necesitan más que otras la intensidad del momento presente porque sus sistemas de atención y de recompensa se alimentan con la persecución de placeres inmediatos.

La falta de capacidad de escuchar el consejo de los lóbulos frontales, o de consultar de forma adecuada la memoria cuando hay que decidir sobre acciones relativas a la obtención de estímulos, puede asociar al tdah con otros trastornos como la adicción a las drogas, la agresividad, la depresión, los tics, la ansiedad y la incapacidad para aprender, Steiner (2010).

Dejar los trabajos para el último momento, buscar ser “el payaso de la clase”, ser “el chico malo”, no comprometerse en relaciones personales, adicción a drogas, la baja autoestima, el vago, el caprichoso, el “echado a perder”, la poca tolerancia a la frustración, buscar emociones fuertes, la baja motivación…son los síntomas de un síndrome de deficiencia de la recompensa, resultante de una carencia de los neurotransmisores del placer (dopamina, serotonina y ciertas endorfinas).

Paradójicamente, la hiperactividad no es debida a un problema con el movimiento, sino a un problema con la inhibición. Este problema provoca que el paciente con tdah dedique menos tiempo a analizar una situación antes de actuar y ponerse así mismo sobre aviso de que es un error lo que va a hacer. Los tdah son propensos a dejarse distraer por las novedades y aquellas actividades que les proporcionan una gratificación inmediata y tienden a perder un tiempo que podría haberse empleado en obtener unos beneficios mayores de una meta a largo plazo.

Afortunadamente nuestro Método (Control de distorsiones perceptivas, didáctica multisensorial, reeducación caligráfica…) corrige estos problemas de atención, concentración e hiperactividad.

Para más información sobre falta de atención y sobre el  tdah, puedes acceder a los artículos que hemos publicado sobre el tema, muchos de ellos explicando las soluciones que nuestra metodología aporta .

Para aquellos que quieran contactarnos, estamos en el teléfono 655 068 620 y en  las consultas de Gijón, Laredo y Madrid.  También trabajamos online para quienes lo deseen.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.