Causas y consideraciones neurobiológicas y del tratamiento del TDA/TDAH.

La etiopatogenia del tdah  se piensa que es multifactorial, en la que pueden influir interactuando factores genéticos poligénicos con otros factores ambientales, perinatales y psicosociales. Los estudios neuropsicológicos muestran que los pacientes con este trastorno manifiestan una menor capacidad de autocontrol del comportamiento y una mayor facilidad para la distracción, junto con una afectación importante de las funciones ejecutivas.

Se ha descrito una alteración de la neurotransmisión cerebral fundamentalmente dopaminérgica y noradrenérgica que explica la falta de control para suprimir respuestas inhibitorias y el déficit de determinadas funciones cognitivas o ejecutivas: la memoria de trabajo verbal y no verbal, la interiorización del lenguaje, la autorregulación, la motivación del afecto y la planificación de tareas. Los niños que sufren esta patología muestran, a través de sistemas de neuroimagen (TAC,RM), una reducción de la sustancia blanca y gris, así como del volumen cortical sobretodo en el lóbulo frontal y temporal, así como en el cuerpo calloso, núcleo caudado y cerebelo. También se ha observado incluso una menor actividad del metabolismo y flujo sanguíneo en determinadas áreas.

Según la clasificación de la OMS CIE-10 (1992) o en cumplimiento de los criterios propuestos por la American Psychiatric Assosiation (APA), según el DSM-IV para la clasificación y los criterios clínicos de diagnóstico, en tres subtipos en función de la predominancia de hiperactividad, impulsividad y de inatención, ACINDES (2009).
Peculiaridades clínicas en preescolar:

– Mayor actividad motora

– Conductas disruptivas y problemas en relación con sus iguales.

– Gran impulsividad e imprudencia.

– Frecuentes rabietas, la impaciencia y un mayor número de accidentes.

– Problemas de sueño y poca persistencia en el juego.

– Irritabilidad y llanto fácil en el lactante.

– Inquietud y excesiva sensibilidad a los ruidos.

Peculiaridades clínicas en el adolescente:

– Problemas académicos y expulsiones de la escuela.

– Consumo de tóxicos

– Baja autoestima y riesgo de accidentes.

– Agresividad y trastornos de la conducta.

– Perturbación familiar

– Dificultades de relación.

Trastornos psiquiátricos asociados al TDA/H

– Trastorno obsesivo compulsivo

– Trastornos generalizados del desarrollo, de la comunicación y del aprendizaje.

– Trastornos del desarrollo y coordinación motoras.

– Trastornos de ansiedad, depresión y estrés.

– Trastorno bipolar

– Trastorno de tics.

OPCIONES DE TRATAMIENTO:

1) La hiperactividad es un trastorno con una base bioquímica verificable y síntomas claros como mayor movimiento, inquietud, impulsividad y dificultad de atención y/o concentración en determinadas tareas.

El hiperactivo se mueve para intentar equilibrar los bajos niveles de dopamina que  tiene. Para solucionarlo nosotros contamos con  varias técnicas, entre las que destaca la reeducación caligráfica racional. 

La dopamina, como neurotransmisor, facilita el traspaso de impulsos nerviosos en el cerebro. Como el hiperactivo produce poca dopamina, la solución debe pasar por activar su producción a través de la neurogénesis escritural que supone nuestra caligrafía.

Cada vez son más los neuropediatras y demás especialistas que encuentran  alternativas terapéuticas muy eficaces. En la comunidad de Madrid, por ejemplo, durante el año 2017 Rebeca Lledó ha preparado un curso sobre reeducación caligráfica y grafología racional para un grupo de psiquiatras interesados en utilizar esta ciencia.

2) El tda (déficit de atención sin hiperactividad) es un diagnóstico muy habitual y que correspondería a una persona que parece presentar dificultades para atender, concentrarse, etc. pero que no sufre síntomas de hiperactividad. En nuestra experiencia profesional hemos comprobado que algunos de estos alumnos parecen desatender principalmente en tareas escolares, pero en otras, pueden presentar una capacidad de atención o de observación del detalle, incluso por encima de la media y, por tanto, el diagnóstico de tda resultaría ambiguo y poco práctico a la hora de ayudarle.

Entonces, ¿cuál es la razón por la que muchos niños tienen dificultades para atender al profesor o concentrarse en tareas escolares?

  1. Por un lado, existen alumnos que sufren una dispersión atencional. Se tratan de cerebros que no atienden a los estímulos que tienen alrededor con la jerarquía adecuada (por ejemplo entre la explicación del profesor y los ruidos del patio o las zapatillas deportivas nuevas de un compañero, hay un orden de importancia que estos cerebros no saben jerarquizar). Definir esta dispersión como trastorno por déficit de atención  es poco acertado, pues además en muchas actividades presentan una capacidad de atención y observación del detalle envidiable (por ej. en el ordenador, en la videoconsola o en una excursión).
  2. Por otro lado, a través de técnicas de neuroimagen (resonancias magnéticas y tac, tomografía axial computerizada) se ha comprobado que existen alumnos con un estilo de aprendizaje muy visual, muy imaginativo y que consecuentemente, van a poder mantener mucho mejor la atención si se les enseña a través de una didáctica  menos tradicional y más multisensorial.

Resulta que para comprender y retener la información necesitan “imaginar” o tocar los conceptos. Como la mitad de las palabras de un texto son abstractas y no tienen un significado visual, estos alumn@s se sienten confusos y dispersos en el medio escolar con mucha más facilidad que en el resto de entornos. Estas dificultades y, sobre todo, las emociones negativas que pueda estar sintiendo ante dichas tareas,  terminarán por “desorientarle” y provocarle el fenómeno de distorsión perceptiva que explica las graves dificultades de algunos alumnos inteligentes para leer, escribir, calcular, comprender, retener o atender con el nivel adecuado a su edad.

Por fortuna, una vez aclaradas las verdaderas causas, se han desarrollado soluciones realmente eficaces y que no necesitan medicación.

Nuestra Metodología  representa una verdadera revolución en el tratamiento de todas estas dificultades.

Las cuatro técnicas que lo posibilitan son:

  1. El control de las distorsiones perceptivas.
  2. La didáctica multisensorial.
  3. La Reeducación Caligráfica.
  4. Intervención y ayuda para la  familia y el entorno. 

Para entender el potencial de estas técnicas, debe entrar en la ventana Método AS  e informarse.

Nuestro método también conlleva Terapia Familiar en los casos que sea necesario, como cuando los conflictos del entorno están influenciando en los hijos y éstos presentan problemas de  dispersión, conducta o trastornos emocionales derivados del ambiente.

Para más información sobre falta de atención y sobre tdah, puedes acceder a los artículos que hemos publicado sobre el tema, muchos de ellos explicando las soluciones que nuestro método aporta .

Para aquellos que quieran contactarnos, pueden hacerlo a través del correo info@saludyaprendizaje.com, en el teléfono 655 068 620 y en  las consultas de Gijón, Laredo y Madrid.  También trabajamos online para todos los casos que lo precisen.

TDAH_cap17_img01 TDAH_cap17_img02

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.